Restos económicos medievales

Las elecciones en la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de nuestra ciudad siempre son seguidas con gran interés por los medios de comunicación locales. No quiero hablar del proceso ni de los candidatos, pues ni pertenezco a la Cámara, ni me interesa lo más mínimo. Voy a referirme a la existencia misma de estas instituciones gremiales de pertenencia obligatoria que perviven desde el Medievo y no tienen justificación en una sociedad y en una economía liberal.

Las cámaras de comercio, en términos generales, tienen su antecedentes en las corporaciones medievales de comerciantes, las cuales, dentro de la estructura estamental de aquellos tiempos, tenían amplias facultades regulatorias sobre la actividad mercantil. Las instituciones gremial de carácter estamental, independientemente del nombre que recibieron, eran por naturaleza restrictivas de la libertad de empresa y de comercio a través de los libros de matrículas, en los que era necesaria la inscripción para poder desarrollar actividad mercantil.

El triunfo del Liberalismo, como programa político y también como programa económico, supuso la destrucción de las estructura estamental en la sociedad en general y de las instituciones gremiales en la economía en particular. Pero en esto de la eliminación de las instituciones económicas medievales ha sucedido como en las historietas de ?sterix, que siempre quedan algunas irreductibles a la invasión liberal.

Las cámaras de comercio son restos de la economía medieval y se comportan como tales: colusivas e inoperantes. Las cámaras de comercio (y no me refiero a ninguna en concreto sino a la institución en general) se refugian en la obligatoriedad que tienen los comerciantes y todos los que ejercen las actividades dentro de su ámbito. Estos comerciantes tienen que pagar forzosamente una cuota a su respectiva cámara, la cuota cameral. Curiosamente es una cuota que da muy pocos servicios. Las cámaras son una institución absolutamente precindibles para la vida ordinaria de los comerciantes.

Nuestro país ha hecho un inmenso acopio de instituciones de carácter medieval y las ha mantenido con vida, consecuencia evidente del régimen de inspiración corporativista que rigió España durante la mayor parte del siglo XX. Somos un país lleno de instituciones que emplean la obligatoriedad (fedatarios, registradores u oficinas de registro obligatorio), paralizando la iniciativa y la capacidad emprendedora, produciendo una subida de costes al inicio de la actividad, cuando precisamente menos costes se debieran imponer.

Los que creemos en la libertad, los que creemos en que no hay que poner más cortapisas que las que dicta el sentido común a entrar en el mercado y ejercer allí la actividad que cada cual elija, no podemos ver más que con recelo a estos fósiles vivientes de la economía medieval.

Las asociaciones deben ser voluntarias y las obligatoriedad solamente debe ser dejada para cuestiones de más calado. Los comerciantes deberían poder elegir libremente si quieren pertenecer a una cámara o no, si quieren constituir asociaciones o no, pero nunca deberían ser obligados a pertenecer a estas Corporaciones de Derecho Público, que ésta es su naturaleza jurídica,

En unos momentos en los que las reformas económicas se han hecho perentorias y en el que no hay tiempo para perder, es hora que nuestro país se deshaga de instituciones que nada aportar a la fortaleza de su economía y que solamente supone costes.

Las organizaciones empresariales tienen su sentido y su función en una economía liberal, pero siempre que sean voluntarias. Es hora de acabar con eso de que los españoles tenemos que pasar por caja de diversas instituciones porque sí, porque tienen un valor que muchos consideramos presunto que solamente es presunto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s