Nuestro ilustre visitante

valcarcel
El día de la Autonomía tuvo como invitado especial al Presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel. Como siempre sucede vino con un amplio séquito de invitados, tanto cargos públicos, como otros más a los que se les llamó genéricamente “empresarios murcianos”.

Que nadie piense que esos “empresarios” que vinieron junto al presidente murciano tenían ninguna intención de invertir ni nada parecido, ellos vienen, como otros muchos para el 2 de septiembre, a pasar unos días de vacaciones con todos los gastos pagados, cumplimentar el ego ceutí con tres palabritas y nada más.

La figura de Ramón Luis Valcárcel merece una atención más cercana pues él representa el modelo de política y economía que ha agravado la crisis que vivimos. Su gobierno apostó por ayudar a construir lo que se pudiese en su Región, de forma que muchas explotaciones agrícolas fueron eliminadas y todo se centró en el “dios ladrillo”.

El resultado ha sido, como se imaginan, digno de todo lamento. Cuando la burbuja inmobiliaria se ha venido abajo la Región de Murcia se ha visto como el paro ha subido mucho más de la oprobiosa media nacional.

Como pasa en los países tercermundistas, la Región de Murcia confió todo su desarrollo a un solo sector económico y adhirió su destino a éste, de forma que con la caída de la construcción y de su epígono, la venta de viviendas turísticas, la economía regional se ve en una situación de la que el Presidente murciano y su gobierno son responsables directos.

El lema durante muchos años en la Región de Murcia ha sido “poner campos de golf donde antes había lechugas”. Con esa idea consiguieron, basándose en su condición de bastión del Partido Popular, que el gobierno Aznar aprobase un delirante Plan Hidrológico Nacional con la finalidad de llenar de agua no la agricultura murciana, sino las decenas de campos de golf proyectados.

Después de que la ministra Narbona impulsase un cambio en la orientación del Plan Hidrológico Nacional, Valcárcel y sus suyos comenzaron una dura campaña de victimización de los murcianos cuyo tema básico era decir que el Gobierno de España quería matar de sed a Murcia. A día de hoy no se ha constatado ninguna muerte por sed en esa Comunidad.

Lo que no quería el Gobierno de España es crear problemas reales de abastecimiento en algunas zonas del país para que alemanes, franceses y escandinavos jugaran al golf en Murcia pagando su estancia, además, a empresas con domicilio social fuera de nuestro país.

De camino Valcárcel nos podría haber hablado sobre como se encuentran de ánimos las docenas de imputados de su partido por corrupción, ya que este ilustre visitante tiene la mayor marca nacional de imputados. Mucho ha alabado Valcárcel a Vivas, pero viniendo de quien venían tales alabanzas, yo hubiera referido que no hubieran sido proferidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s