Simulando con las Elecciones de 1999

Urna
Hace un rato he publicado una simulación electoral en el blog “Geografía Subjetiva”. Aplicaba un sistema diferente al vigente para asignar los concejales en las últimas Elecciones Municipales.

Ahora quiero hace la simulación con las Elecciones Autonómicas en Ceuta, la victoria del GIL de 1999 (y más adelante con la del PP en 2003). Es posible que con otro sistema de asignación, el decurso político hubiera sido otro.

El sistema que emplearemos en la simulación es el que se utiliza en Israel para las elecciones legislativas. Este sistema es considerado como el más proporcional de los existentes.

El número de total de votos se divide entre el número de escaños de nuestro Asamblea (25) y se obtiene un cociente. Con los números enteros del cociente se hace la primera asignación de escaños. Para asignar los restantes se buscan los mayores restos hasta el número total de escaños. La barrera electoral se reduce al 2% de los votos emitidos.

Ceuta 1999

Comencemos con ver lo que hubiera pasado si este sistema se hubiera aplicado en 1999, cuando el GIL ganó las elecciones, sin que nadie los votase (misterios insondables de la política).

1) Uno de los efectos de nuestro sistema electoral es potenciar los resultados de quien haya conseguido más votos. Así teniendo el 38.15% de los votos, el GIL obtuvo el 48% de los escaños. Con un sistema “israelí” su mayoría se hubiera quedado no a uno, sino a tres escaños de la mayoría absoluta.

2) Otra de las consecuencias es que tres partidos más hubieran ingresado en la Asamblea de Ceuta (PSPC, IU y Ceuta Unida), abriendo más ángulos en un hipotético gobierno anti-GIL, aunque también estableciendo más posibilidades. Para llegar a los trece diputados de la mayoría absoluta hubiesen sido necesarios al menos la participación de cuatro partidos.

3) El hecho de estar a tres diputados para conseguir presentar una moción de censura y ganarla, hubiera dificultado sumamente, casi hasta lo imposible, desarrollar con éxito la necesaria captación de tránsfugas, ya que no necesitarían convencer a una sola persona, sino a tres.

4) La mayor dificultad del para hacerse con el gobierno de la Ciudad hubiera garantizado que la Presidencia de Jesús Fortes llegara pacíficamente a las elecciones de 2003, con las nuevas elecciones y sin peligros, tras el desmantelamiento judicial del GIL.

5) Juan Vivas, que actualmente es el mayor capital política del PP de Ceuta, nunca hubiera llegado a Presidente y el gobierno del PP no hubiera podido desarrollar la política que le llevó al clamoroso éxito de 2003, ya que la necesidad de pactar con los otros partidos le hubiera restado ventajas y méritos.

6) La UDCE hubiera nacido de igual modo, ya que la participación en el gobierno con el PP es lo que le costó al PSDC su decadencia electoral hasta su desaparición en 2007.

7) PSPC y Ceuta Unida estarían en la Asamblea y es posible que gracias a esto y a su hipotética participación en el gobierno, hoy día estuviesen representados aún en la Asamblea. El hecho de que IU estuviese también en la Asamblea quizá le hubiera dado algo de “vida” y no sería unas meras siglas con un diputado regalado en la política ceutí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s