Los nervios del PP

arostegui-ali
La histeria que está demostrando el PP respecto de la unidad de acción y de la más que posible coalición electoral entre la UDCE y el PSPC es digna de ser tenida en cuenta.

Objetivamente un partido que “rompe las urnas” en cada elección que se celebra en Ceuta y tiene diecinueve de los veinticinco escaños de la Asamblea de la ciudad no debería ni siquiera inquietarse por estos movimientos en la oposición.

Evidentemente, con los fríos datos en las manos, en el PP no debería haber ningún temor y los ataques preventivos hacia esta nueva organización del localismo no tendrían sentido. Pero es más cierto que el PP conoce bien al electorado ceutí (sus resultados lo muestran) y la volatilidad que el voto tiene en Ceuta.

Quiero reflexionar sobre los puntos de temor que la coalición localista puede producirles al PP.

Sinergias. Cuando se dan procesos de este tipo lo importante son las sinergias, es decir, la unidad de fuerzas que crean una nueva fuerza que es mayor a la suma de las partes. La creación de sinergias suele ser un aspecto problemático, facilitadas en este caso por la complementariedad entre lo que uno y otro partido aportan a lo común.

Transversalidad. La política local del PP se ha basado en el “frentismo”. El PP representando a los cristianos frente a una serie de pequeñas formaciones que han representado y representan a los musulmanes. Manejando un factor como es la mayor abstención de los musulmanes, se conseguía la concentración del voto cristiano (menos abstencionista) en torno al PP y una mayoría absoluta espectacular. El problema es que para que haya “frentismo” tiene que haber otro frente, tiene que haber un enemigo, pero si éste se extiende a toda la sociedad, independientemente de su religión o etnia, la política local comenzará a moverse sobre los parámetros comunes al resto de España.

Organización y articulación. La unidad de acción y la posterior coalición entre UDCE y PSPC se articula sobre formaciones que existentes previamente y ambas con trayectoria y experiencia, y no sobre un grupo de notables. La UDCE ha demostrado tener un electorado fiel y que en sus diputados para representarle en la Asamblea. El PSPC, que siempre se queda a punto de superar la barrera electoral, también tiene un electorado fiel, que sumado a otra formación, sí reportar escaños, además de contar con muchas personas de probado conocimiento de Ceuta.

Líderes. Tanto Mohamed Alí como Juan Luis Aróstegui son muy conocidos para los ceutíes. Que los ciudadanos conozcan a los líderes de una coalición es un punto de partida político que a muchos les encantaría tener alguna vez y que puede que nunca tengan.  Es un capital político de partida, pero tienen que tener precisas reglas de procedimiento, para evitar cualquier disonancia.

Consecuencias electorales y alternativa política. Lo que más teme el PP es la unificación del voto de la oposición en una fuerza de referencia. Hasta ahora el voto de los que no querían más PP se ha dividido hasta en cuatro fuerzas, por lo que el sistema electoral ha castigado su desunión y más cuando el PP conseguía grandes cantidades de sufragios. Si la convergencia entre UDCE y PP tiene éxito conseguirán crear un fuerza a la que todo el que quiera un cambio pueda votar un opciones de conseguir llegar al gobierno a medio plazo, y esta posibilidad sirve de incentivo, porque nadie quiere tirar su voto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s