Privatizando

La prensa ha informado que el gobierno de la ciudad ha decidido privatizar el Tanatorio. No sé el motivo que ha llevado al gobierno a esta decisión, aunque mucho me sospecho que el servicio del tanatorio debe ser rentable y por eso se le dará a alguien para ganar dinero, mientras que la Ciudad lo pierde.

Según he podido saber a partir de las informaciones periodísticas, el personal que ahora desarrolla sus funciones en este servicio será transferido a otros servicios de la Ciudad, de forma que el ahorro en el capítulo de gastos de personal no existirá. Es previsible que esto suceda así, porque estos trabajadores son funcionarios de la Ciudad y no personal de una empresa mercantil. En todo caso el argumento del ahorro que se pueda esgrimir para privatización no existe.

Resulta que después de las inundaciones de otoño y con una parsimonia cercana a la inactividad la Ciudad ha renovado el edificio del Tanatorio. No solamente se han reparado los techos y otras partes perjudicadas por las fuertes lluvias, sino que el arreglo se ha extendido también al mobiliario del servicio.

La futura empresa concesionaria recibirá el edificio del Tanatorio para estrenar, sin necesidad de invertir un solo euro, ni de desembolsar ni un céntimo. Negocios así querría yo para mí mismo, donde se entra cobran los precios acordados o establecidos sin necesidad de invertir absolutamente nada.

Naturalmente la empresa esperará que todas las mejoras futuras y el mantenimiento sean a cargo de la Ciudad Autónoma, porque ellos solamente estarán para prestar el servicio, es decir, ellos solamente asumirán el Tanatorio para cobrar por los servicios.

Pero esta privatización llega a ser esperpéntica cuando, según las informaciones publicadas en prensa, solamente se privatizará el servicio a los ciudadanos, pero no el área de gestión.

Desconozco el sentido que tiene un área de gestión pública para un servicio que desarrollaría una empresa privada. La única explicación que le encuentro a este despropósito es que la futura empresa concesionaria no tendrá que pagar a los empleados que cobran más sueldos y, por tanto, representan un mayor coste.

Se le quiere dejar el Tanatorio “libre de polvo y paja” a la empresa concesionaria, que tendrá que pagar unos poquitos malos sueldos y comenzar a recaudar a todas las familias que tengan que recurrir a su servicio.

Éste es el modelo de privatización del PP. Entregar a “empresarios privados” los servicios públicos y las empresas municipales, para que se enriquezcan, justo después de que la Ciudad ha dejado todo preparado, todas las inversiones hechas y todos los costes importantes asumidos por las arcas autonómicas, para que estos “empresarios” no tenga que poner ni el precio de un café para hacerse con un servicio o una empresa rentable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s