Toros

toros-en-ceuta
El lunes la consejera de Educación y Cultura anunció que había celebrado una reunión preliminar con unos empresarios para explorar la posibilidad de celebrar en nuestra ciudad una corrida de toros. Yo no soy aficionado a los toros, pero tampoco soy contrario a lo que no me gusta. Digamos que las corridas de toros me dan esencialmente igual.

Lo que no me da igual es en qué se gasta en dinero público y, con todo el respeto, tengo que decir que esa reunión preliminar con los empresarios taurinos no me da buena espina. Unos empresarios son unos señores, o señoras, que quieren ganar dinero, lo cual es perfectamente legítimo y deseable. La cuestión es que unos empresarios deben gastar algo, invertir que lo llaman, para que de esa inversión pueda salir un beneficio o no, lo cual se denomina riesgo.

¿Para qué esos empresarios se han reunido con la consejera Deu? A mí esto me suena a que, y lo mismo estoy confundido, están pidiendo el apoyo de la Ciudad para hacer negocio. No comprendo en qué les tiene que ayudar la Ciudad y por qué debería hacerlo. Si unos empresarios quieren hacer negocio en un solo día, sin crear empleo ni dejar nada en Ceuta que lo hagan, pero que se jueguen su dinero.

Supongo que lo primero que les gustaría a estos empresarios sería la exención de pago de la tasa de aprovechamiento del dominio público, tasa que tiene que pagar cualquier bar por poner sus mesas en la calle. Espero estar equivocado y que nadie haya pensado en esta exención.

Luego vendrá el tema del transporte y del montaje de la plaza portátil. No quiero decir que se vaya a hacer, pero existe la posibilidad de que a alguien se le ocurra que bien podría la Ciudad Autónoma ayudar de alguna forma, abonando una parte o poniendo algunos de sus recursos humanos a disposición de la instalación provisional.

Supongo que los empresarios tendrán una cartera de toreros que entran dentro de sus posibilidades económicas. Naturalmente, como ya apuntó la consejera Deu en su rueda de prensa, la Ciudad querría una corrida con las primeras figuras, por lo que a alguien se le puede ocurrir (no digo que esto sea así ni vaya a pasar) que la Ciudad podría sufragar la diferencia de coste entre los toreros de la cartera de los empresarios y los toreros que a la consejera le gustaría ver. Otro tanto podría pasar con los toros, y en este caso, estar ante la posibilidad de que el gobierno autónomo pagase el precio de una ganadería de más tronío.

Y llegará el día de la corrida de toros. No digo que vaya a pasar, pero es posible que la Ciudad compre muchísimas entradas de representación, para toda la Asamblea, para altos cargos, cargos de confianza y de media confianza, y sus respectivas familias, así como para la multitud de entidades que forman el conglomerado cercano al PP en Ceuta. La consecuencia, si esto se produjera, es que habría un lleno hasta la bandera, pero seguramente hasta la bandera la habría pagado la Ciudad.

Espero que nada de esto suceda y que estas posibilidades, lamentables, no se lleven a la realidad. Me gustaría que si se realizase la corrida fueran los empresarios los que la pagasen y ganasen dinero con ella, pero sin que las arcas de todos tengan que poder un solo euro. Lo que sí deseo es que nadie venga ahora diciendo que los ceutíes tenemos derechos a tener toros como el resto de España, porque en los derechos hay prioridades, y soy de la opinión que es más importante tener un transporte urbano digno para cada día del año que una corrida de toros un solo día.

Artículo publicado en “El Faro de Ceuta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s