Chalet de Ybarrola

El chalet de Ybarrola es uno de los comodines que tiene el gobierno de la Ciudad para todo. Me soprende leer como cualquier nuevo servicio piensan ubicarlo en ese emplazamiento, que si bien amplio y con parcela propia, tampoco es que sea un complejo administrativo al estilo de “Nuevo Ministerios”.

Lo último ha sido el anuncio, con ocasión de la visita de la ministra Aido, de instalar allí un centro integral de atención para las víctimas de la violencia de género. Crear este centro es una buena idea, si es verdaderamente integral y tiene una dinámica de trabajo y un estilo netamente diferente del actual “Centro Asesor de la Mujer”, que más parece una entidad organizadora de cursillitos que un organismo público que promueva la igualdad de las mujeres.

Pero volviendo al asunto del chalet de Ybarrolla, creo que ya se había dicho que se iba a instalar allí un centro de atención a personas de tercera edad, un centro de dependientes, dependencias administrativas para instalar a la legión de empleados municipales y hasta una guardería.

Como este proyecto depende nuevamente de que haya financiación externa, mucho me temo que la prensa local nos irá dando a conocer nuevas utilidades de este chalet, según la necesidad que tengan nuestros dirigentes autonómicos que ir quedando bien o de buscar emplazamiento al último anuncio populista que el gobierno se saque de su chistera.

Los servicios que se han ido “adjudicando” a Ybarrola son todos importantes y necesarios. Cualquiera de ellos deberían estar funcionando ya, sino desde hace años, especialmente la guardería, pues es un vergüenza que una ciudad como Ceuta, con una tasa de natalidad tan elevada, solamente tenga dos guarderías públicas.

El problema es de credibilidad y no de intenciones. Es de credibilidad porque si todo lo importante y lo necesario lo queremos mandar al mismo lugar, esto quiere decir que ni tienen claro qué es apto para ese lugar, ni saben qué servicios reales quieren dar, ni que prioridad tendrán los diversos servicios entre sí. El chalet de Ybarrolla se está convirtiendo en el emplazamiento para todo, porque aún no se puede hacer nada allí, principalmente porque la Ciudad Autónoma no tiene dinero.

Decía el consejero Márquez que la inversión que realmente se decidía cada año era de veinte millones de euros, una mínima porción de los más de trescientos millones de euros del presupuesto de la Ciudad. Si esto es cierto no es fruto de un azar del destino, sino de más de un lustro de despilfarro de las arcas públicas que ha producido unos compromisos y un endeudamiento que condicionan más del 90% del presupuesto de la Ciudad antes de ser elaborado. Por eso nuestra Ciudad Autónoma es cada día menos autónoma financieramente y necesita de más convenios y acuerdos puntuales para financiar los servicios que ella sola debería prestar.

Espero y deseo equivocarme pero mucho me temo que esta nueva dedicación del chalet de Ybarrola se verá sucedida de otras cuantas, hasta que un buen día se encuentre el dinero para instalar allí lo primero que se pueda.

Artículo publicado hoy en “El Faro de Ceuta”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s