Toxo, secretario general de CCOO

toxoIgnacio Fernández Toxo ha sido elegido secretario general de CCOO en el 9º Congreso Confederal. La elección ha sido muy ajustada, 28 votos, y los demás órganos del sindicato están repartidos casi a la mitad entre las dos candidaturas.

Los números que presentaba José María Fidalgo en su gestión era muy buenos: el mayor número de afiliados y el mayor número de delegados sindicales en la historia de las Comisiones Obreras. ¿Qué elementos han hecho que Fidalgo terminase perdiendo la reelección en el 9º Congreso Confederal?

Tres explicaciones: autocracia, dispersión y giro a la derecha. Fidalgo ha dirigido CCOO como si de una jerarquía sindical se tratase, torturando los mecanismos estatutarios para ir limando todos los obstáculos que se le podría plantear en el camino. Los órganos de gobierno del sindicato se fueron sustituyendo por “camarillas” o bien que órganos ejercían funciones más allá de lo marcado estatutariamente.

Si en cualquier organización los éxitos son de todos, en un sindicato esto es más verdadero que en ningún sitio. Que un trabajador se afilie a CCOO, que un trabajador vote a una candidatura de CCOO o que se consiga unos convenios colectivos buenos depende de las personas que lo hacen en cada lugar y en cada tiempo. El hecho que los números sean muy buenos en un sindicato poco es una labor hecha de la base.

CCOO es un sindicato de izquierdas con un secretario general que parecía sentirse demasiado bien en los ámbitos de la derecha. La base del sindicato, que sí tiene una fuerte raigambre ideológica, no ha perdonado mayoritariamente a Fidalgo esos comportamientos que puedan pervertir los que han sido los elementos definitorios de CCOO.

De lo dicho por Toxo en los dos discursos que ha pronunciado durante el Congreso me quedo con lo siguiente. La necesidad de defender la negociación colectiva a nivel estatal y no dejar caer estos acuerdos en niveles más concretos como son las empresas, donde la capacidad de negociación de los trabajadores tiende a cero.

El otro aspecto relevante es la consideración de CCOO como defensora de los intereses de la parte que representa en el diálogo social. Un sindicato representan a los trabajadores, las organizaciones empresariales a los empresarios. A éstas últimas nunca se les ha pedido la renuncia a sus intereses a favor de otros intereses, mientras que a los sindicatos se les exige de partida renuncias como si a ellos les correspondiese la defensa de los intereses generales.

Con la elección de Toxo al frente de CCOO ha cambiado sustancialmente la orientación del primer sindicato de nuestro país. CCOO será, sin duda, un interlocutor más duro con los empresarios y con el gobierno para que no siempre los mismos paguemos las consecuencias de la crisis y que otros se lleven ayudas y beneficios a costa de los trabajadores.

Finalmente quiero señalar que es un día bueno para las gentes que conformamos las CCOO de Ceuta, ya que fuimos el primer territorio en querer cambiar lo que dirigia y representaba Fidalgo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s